Buscan prevenir los abusos y el acoso sexual en el deporte para niños y niñas

El caso de abuso sexual por parte de un profesor de básquet hacia un alumno y que fuera conocido en los últimos días, conmocionó a la sociedad santiagueña y encendió las alarmas para que diferentes sectores se pronunciaran a favor de las víctimas. La lucha contra este tipo de violencia pasa por concienciar a jugadores, entrenadores y personal técnico desde edades muy tempranas.

El concejal del Frente Cívico por Santiago Carlos Basualdo presentó un proyecto de ordenanza por el cual se busca prevenir situaciones de acoso y abuso en el deporte.

Cuando un(a) agresor(a), lastima intencionalmente a un menor, ya sea física, psicológica o sexualmente, incluyendo el actuar de manera negligente, el crimen es denominado abuso infantil. Es un tipo de abuso infantil que incluye actividades sexuales con un(a) menor. Un(a) niño(a) no puede consentir de ninguna manera a participar en actividades sexuales, punto. Cuando un(a) agresor(a) establece una relación de este tipo con un(a) niño(a), está cometiendo un crimen que puede tener efectos duraderos en la víctima. Este tipo de abuso no necesariamente implica el contacto físico entre el(a) agresor(a) y el(a) niño(a).

Algunas formas de abuso sexual infantil incluyen:

• Exhibicionismo, o mostrarse desnudo(a) ante un menor

• Manoseos o caricias

• Penetración

• Masturbación ante un menor o forzar a que un menor se masturbe

• Comunicaciones obscenas como: llamadas telefónicas, mensajes de texto o interacción virtual

• Producir, poseer o compartir imágenes o películas pornográficas en las que participen niñas(os)

• Relaciones sexuales de cualquier tipo con un(a) menor, inclusive vía vaginal, oral o anal

• Trata de menores con intenciones sexuales

• Cualquier otra conducta sexual que es dañina para el bienestar mental, emocional o físico de un(a) niño(a) Los entornos deportivos son contextos en los no sólo también se puede dar el abuso sexual infantil, sino que hay determinados espacios como las duchas que hacen especialmente vulnerables a los menores (por ejemplo, las duchas y vestuarios).

Los abusos sexuales pueden ocurrir en un club, en un equipo deportivo, en el deporte escolar o en las clases de educación física de los colegios e institutos. Su detección puede ser difícil ya que algunas de sus secuelas, salvo las imposibles de ocultar como los embarazos no deseados o las enfermedades de transmisión sexual, pueden enmascararse o incluso ocultarse por vergüenza, culpa o por miedo a las represalias por los niños/as y adolescentes.

Cuando decimos que la prevención de abusos sexuales en el deporte es cosa de todos/as no pretendemos ser alarmistas. Sabemos que es un tema especialmente sensible, pero creemos que es importante que tengas toda la información al respecto.

Una familia, docente, entrenador o responsable de club deportivo informado es fundamental para la detección precoz y para saber actuar en caso de que se produzcan los abusos sexuales. Como norma general, se debe evitar cerrar puertas cuando un adulto y un menor se encuentren solos. Especialmente si son personas de mayor autoridad que el menor.

Por ejemplo, no es necesario explicar una táctica a un niño en un despacho a solas y con la puerta cerrada. En espacios de convivencia es recomendable que las habitaciones sean como mínimo dobles.

También lo es separar a los menores del resto de deportistas concentrados en las instalaciones. Además, también se recomienda separarlos por género. Es conveniente llevar un control de las zonas de entrenamiento y competición para evitar personas o situaciones de peligro para los menores.

Tiene especial importancia vigilar los momentos y lugares delicados como las duchas, no dejando a los menores solos en los vestuarios. En ningún caso una persona adulta debe ducharse con los menores.

Realizar jornadas de prevención tanto para los entrenadores, docentes, familias y directivos/gestores a través de talleres y charlas de concienciación, sensibilización y autoprotección.

Tener en conocimiento programas como el Programa Unicef – CSD “El abuso infantil fuera de fuego”, que contiene indicadores y actividades para crear un ambiente seguro. Lamentablemente, el deporte no escapa a la violencia sexual.

Por eso es importante tener protocolos que puedan identificar los comportamientos y ayudar a la prevención. Y en el triste caso de que se cometa un abuso o violación, poder tener las herramientas para sentirse protegida y apoyada durante la denuncia.

La ciencia de la educación que se encarga de estudiar los procesos de instrucción y de formación integral de la personalidad del individuo, a través del desarrollo de las capacidades físicas e intelectuales, además de las habilidades motrices deportivas, influyendo igualmente de manera positiva en la conducta social de éste .

La pedagogía deportiva, como otras ciencias relacionadas a la instrucción y la educación, se encuentra construida socialmente, toda vez que las experiencias deportivas afectan a los atletas, inmediata y completamente, esta disciplina debidamente aplicada dota al deportista de una reflexión única sobre sí mismo y el mundo, el cual le brinda mayores fortalezas al momento de enfrentar una determinada competición deportiva. Una pedagogía deportiva de calidad, brinda conocimientos y experiencias, las cuales desarrollan la reflexión crítica positiva, ampliando a su vez las actitudes y aptitudes que en su conjunto permiten la toma de decisiones de significado positivo que cambian la vida de los deportistas.

Como lo expresa la definición, la pedagogía deportiva, orienta su objeto de estudio hacia la formación integral de los deportistas, para esto se vale de la intervención pedagógica por parte del entrenador, quien tiene en la correcta utilización de los procesos educativos al principal y más efectivo aliado en su intención de lograr un producto de alto valor humano.

Asimismo, la Ley Nacional Nº 26.061 tiene por objeto la protección integral de los derechos de las niñas, niños y adolescentes que se encuentren dentro del territorio argentino. Su aplicación es obligatoria y los derechos que en ella se especifican son de orden público, irrenunciables, interdependientes, indivisibles e intransigibles.

Las medidas de protección integral de estos derechos surgen ante la amenaza o violación de los derechos o garantías de niñas, niños o adolescentes, de manera individual o colectiva, para preservarlos, restituirlos o reparar sus consecuencias.

Por lo expuesto y con el único objetivo de proteger la integridad de los niño/as que concurren a escuelas deportivas, se propicia la sanción del siguiente proyecto de:

O R D E N A N Z A : ART.

1º.- Establécese la obligatoriedad en las escuelas de disciplinas deportivas de la ciudad de Santiago del Estero, la obligatoriedad de la realización y exhibición de un examen psicológico-psiquiátrico; de un certificado de antecedentes personales expedido por la policía de la provincia, de la persona que tendrá a su cargo la dirección o será encargada de dicha escuela deportiva.-

ART. 2º- La exhibición de la documentación exigida en el artículo precedente, deberá realizarse en un lugar visible para la concurrencia a dicha institución.-

ART. 3º.- La institución deportiva, pública o privada, que incumpla con las disposiciones establecidas en el artículo 1º de la presente Ordenanza, será pasible al pago de una multa de quinientos (500) módulos la primera vez, duplicándose dicho valor en el caso de reincidencia, y procediendo a la clausura de las instalaciones donde funcione.-

ART. 4º.- Adhiérese la Municipalidad de la ciudad de Santiago del Estero a la Ley Nacional Nº 26.061 de PROTECCIÓN INTEGRAL DE LOS DERECHOS DE LAS NIÑAS, NIÑOS Y ADOLESCENTES.-

ART. 5º.- De forma…

Deja un comentario